Anaquel

El auge de la cultura nerd

Por: Rodrigo Fierro

8-Bit Theatre from nulkmad on 8tracks Radio.

 

Hace unas semanas empecé a ver Game of Thrones. A pesar de que conocía la popularidad de la serie y bastantes personas me la habían recomendado, nunca me había propuesto verla, y fue hasta hace unos días que decidí echarle un vistazo. Inmediatamente me di cuenta que tiene una producción impresionante, comparable muchas veces con las manufacturas hollywoodenses, por lo que es lógico que haya recibido tanto reconocimiento; pero al mismo tiempo, se me hace increíble que algo tan cargado de mitología fantástica, ficción medieval, ¡algo que parece sacado de una campaña de Calabozos y Dragones pueda ser tan popular entre la gente! No cabe duda que estamos viviendo una época en la que lo que alguna vez fueron gustos muy selectos y “ñoñerías”, se han vuelto de cierta forma, parte de lo mainstream. Lo que era de nerds, ahora está de moda.

Cuando era niño, recuerdo haber visto en muchas películas, caricaturas y series de la época el personaje del “nerd”. Era un personaje que invariablemente sufría del acoso de abusadores en las escuelas, era feo, torpe y no tenía nada de suerte con las muchachitas ni con los muchachitos; eso sí, era muy inteligente pero, al final de cuentas, siempre era representado como algo negativo por sus gustos y pasatiempos raros, como un arquetipo en el que nadie quería verse reflejado. Aún recuerdo cómo el que te dijeran que te veías medio nerd era una ofensa en la secundaria. Entonces, ¿qué pasó para que ahora algunas de las cosas más cool, sean usar lentesotes de nerd, ponerse playeras con personajes de caricaturas, declararse fan de Star Wars, admirar a Steve Jobs o presumir megapíxeles, procesadores y demás?

Antes que otra cosa, quiero aclarar que no pretendo quejarme que lo nerd, geek o friki esté de moda o criticar cómo la gente es tan pendeja como para seguir la tendencia que les pongan en frente, ese es un tema aparte. En cierta forma, me siento muy a gusto que algunas de las cosas que siempre me han llamado la atención ahora sean discutidas y disfrutadas por muchas más personas y que no me vean tan feo cuando les explico que uno de mis pasatiempos favoritos es jugar RPGs. ¿Qué es un RPG? Pues son juegos donde tomas el rol de un aventurero en un mundo fantástico, peleas contra monstruos, reclutas amiguitos con diferentes habilidades, aprendes magia, subes de nivel, tienes romances, subes tus stats, compras armaduras… Bueno, quizás no hemos llegado a que tal nivel de ñoñés esté de moda, pero ya es un avance.

Para entender el proceso de aceptación nerd en el que vivimos actualmente, hay que detectar algunos de los hitos culturales que se convirtieron en los orígenes de esta tendencia. Seguramente hay muchos factores a considerar y muchos de ustedes podrán dar explicaciones más complejas y atinadas sobre este fenómeno, pero por lo pronto, mencionaré lo que me resulta más obvio.

1.- Las películas de Marvel. Si bien, los aficionados más puristas de los cómics pueden opinar que las películas de Marvel son una bastardización de sus historias más emblemáticas, es un hecho que han introducido a millones de personas a la riquísima mitología contenida en los universos de Marvel, DC y los cómics en general. Qué decir de los superhéroes que durante décadas fueron algo limitado a las caricaturas para niños y los gordos más frikis; ahora es tu novia la que te pide que vayan a ver la última de Thor o Iron Man, y todo mundo tiene un superhéroe predilecto. Quizás estamos llegando al punto donde las películas de Marvel saturan la oferta cinematográfica año con año y cada vez son más y más tontas, pero aun así se les agradece que hayan iniciado la tendencia que nos trajo grandes clásicos como El Caballero de la Noche y Watchmen.

2.- Harry Potter (las novelas). Cuando era niño, o leías El Principito, o leías los libros de texto de la SEP o una versión culerísima para niños del Periquillo Sarniento. No se conocía realmente algo interesante para los niños ni que fuera fácil de leer. Harry Potter fue un puente para varias generaciones hacia la fantasía y la literatura en general. El éxito de los libros fue tal, que presenciamos el resurgimiento de clásicos olvidados desde hacía décadas como El señor de los Anillos, El Hobbit, Las Crónicas de Narnia o John Carter; y al mismo tiempo surgieron por doquier nuevas sagas de aventuras fantásticas o distópicas y sus respectivas adaptaciones al cine, que hicieron sentir a los adolescentes que la fantasía, la ciencia ficción y el horror, pueden ser algo muy chipocludo.

3.- El internet y el avance de la tecnología digital. Antes del internet, si vivías en un lugar de la república mexicana que no fuera el DF o los estados del norte, era prácticamente imposible que pusieras tus manos en un VHS de algún anime, que encontraras cómics de DC o videojuegos que no fueran los clásicos del Family. En gran medida, nos encontrábamos en un ciclo de exposición y adquisición cultural más lento y mucho menos cercano a lo que pasaba en Estados Unidos, Europa o Japón. Con la llegada de los torrents, los sitios de streaming, los foros y los sitios especializados, todo ese contenido está instantáneamente al alcance de cualquiera que tenga acceso a una computadora. ¿¡Se acuerdan cuando teníamos que conformarnos con ver 20 minutos de Dragon Ball intercalados con 10 de comerciales por día!? Además, no podías hacer planes de 8 a 8:30 pm porque te lo perdías y al otro día tenían que contarte tus compañeritos de la escuela cómo habían matado a Krilin otra vez. Ahora te descargas en hora y media todos los episodios de Evangelion en 1080p con audio japonés, edición del director y openings con karaoke.

Evidentemente, también podemos hablar acerca de cómo todo eso que alguna vez se consideró de nicho, y era un tesoro para los verdaderos conocedores nerds, ha sido expuesto y explotado en demasía, degradando para muchos el valor intrínseco que esas piezas tenían por ser algo poco conocido. La industria cultural ha degenerado muchas ideas que en su concepción, fueron revolucionarias, osadas, complejas o demasiado oscuras para que el grueso de la población pudiera disfrutarlas. Antes, la ciencia ficción distópica estaba representada por 1984, Soylent Green, Alphaville, El Planeta de los Simios…y ahora tenemos Maze Runner y Divergente. Antes teníamos La noche, Amanecer y el Día de los Muertos Vivientes… ahora tenemos The Walking Dead. Antes teníamos DOOM, ahora tenemos Call of Duty y así y así.

Irremediablemente, como con cualquier moda, llegará la faceta tonta y de mal gusto que nos llevará al hartazgo y con el paso del tiempo se matará a sí misma, pasaremos a otra cosa y las masas encontrarán entretenimiento en otros temas. Quizás la cultura sinaloense se apodere del mundo entero en un par de años, no lo sé.

Por lo mientras creo que para muchos de nosotros, estos años guardarán un significado especial al recordar cómo fuimos introducidos a grandes creaciones del siglo XX y que de otra forma habrían quedado reservadas para un sector de la sociedad injustamente marginado. Gracias por enseñarnos lo que era Tolkien, Philip Dick, Lovecraft, Alan Moore. Gracias por hacer popular Final Fantasy, Alien, Akira, Re-animator, Hellraiser, Metal Gear Solid.

¡Gracias por mostrarle al mundo que lo raro también está bien chingón!

 

nerd the simpsons nerds genius at work

Haga clic para comentar

Tu Respuesta:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ULTIMAS NOTICIAS

Arriba