Sonoro

Lo nuevo de Karma Dhiluz: Ambystoma

Nunca he sido un fan del trap, excepto por algunas canciones pegajosas que suenan bien pero que fallan en “mantenerse real”. Conozco a Karma Dhiluz desde aquellos primeros tiempos de Revista Flint! y Tres Tigres haciendo fiestas juntos por allá del 2010.

Muy a mi pesar y siendo fatalmente honesto, no era el más grande fan de su música, no porque fuera mala, simplemente no era lo mío -lo mismo me sucede con los Beach Boys, y muchos otros chingones que simplemente: no-, sin embargo, él y su hermano -el diseñador Ho Fetush- ya se habían ganado TODO mi respeto por lo increíblemente profesionales que son y por la sorprendente perseverancia que este singular dúo posee; que es algo que le falta a muchas personas que aspiran a cualquier cosa en estos tiempos.

Desde aquel entonces he sido un seguidor involuntario y cercano de Karma, colaboraciones con Ruido Lo-Fi y con Lng/Sht abriendo escenarios, además de colaborar con Beats & Riffs, Revista EFE!, Mad Jamz, la Cuatro Records. Llámenle como quieran, Karma es un artista que se ha construido y relacionado con mucha escena; al mismo tiempo se posiciona y comparte escenario con los más grandes nombres del rap actual, el cual parece evolucionar permitiendo nuevas letras y sonidos, en donde Karma Dhiluz agrega como una veintena de pizcas de frescura a un género que se quema en la radio o la tele pero que sigue creciendo y madurando en el underground.

El sábado pasado era la cita para asistir a la presentación del nuevo disco de Karma: Ambystoma acompañado de  Kid Dee, Tony Rumbas, Daniel Ortega a.k.a. Kid Marte, Otheo Dj y Yoga Fire .

Fue ahí, donde pude ver a un Karma que había crecido como artista y como rapero, con una propuesta sólida que no se deja intimidar por ninguna audiencia, sin poses o jerga cliché, este homeboy estaba en su zona. Sus seguidores tarareaban sus canciones mientras daban tumbos por todo el lugar. Un rapero que no se ha ocupado de hacer algo para entrar en la escena, sino que ha ayudado a crearla, y que sin duda, da lo mejor de sí para apoyar otros proyectos.

Se encontraba sobre la tarima a nivel de suelo con la punta de lanza de lo que creo es el principio de una larga etapa de maduración y preparación, una presentación donde pude ver lo que sin duda llegará a ser uno de los más grandes representantes no solo del rap, si no de la música poblana y donde pude tragarme mis palabras y caer en cuenta de algo que siempre creí, la única manera de definir si un artista te gusta o no, antes de abrir la boca, es verlo en vivo. Sin ningún problema, y si me volvieran a preguntar, “¿te late el trap?”, contestaría: “No mucho, pero escucha a Karma Dhiluz… te va a gustar”.

Síganlo de cerca, estoy seguro que muy pronto estarán escuchando mucho de él.

Mi crew está lleno de hardcore, punks y de gente rara.

Haga clic para comentar

Tu Respuesta:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ULTIMAS NOTICIAS

Arriba